Madeira en verano con Niños

Madeira en verano con Niños

Me gustaría recomendar un destino ideal para familias en cualquier época del año.  Un lugar cercano, con todo tipo de servicios y una amplia oferta de ocio para disfrutar junto a los más peques de la casa.

¿No os pasa que a veces, de manera inconsciente, desecháis los destinos más cercanos? Parece que sólo por el hecho de tenerlos apartemente más accesibles los dejemos para otras ocasiones. A mí me pasa con Portugal. Es un país que me encanta pero al tenerlo tan cercano nunca le había dado prioridad en la elección de mis viajes. Hasta que nacieron mis hijos. Cuando eres padre, al menos en nuestro caso, cambian las preferencias al planear las vacaciones. Y desde entonces Portugal se ha convertido en un destino ideal con el que siempre acertamos.

Nuestra últimas vacaciones en familia las hemos pasado en la isla de Madeira y no quería dejar pasar la oportunidad de recomendar esta opción a través del blog de IEST VIAJES, nuestra agencia de confianza.

Lo primero, como decía, destacar la cercanía. Viajar con niños puede hacerse algo pesado así que los destinos más cercanos nos lo ponen más fácil.

Lo segundo, el maravilloso entorno, ideal para disfrutar de unas vacaciones relajadas en familia: paisajes preciosos, temperaturas agradables, vistas impresionantes, flora y fauna en abundancia…

Lo tercero, los servicios que ofrece al visitante. Funchal, la capital, está perfectamente preparada para acoger a los turistas como nosotros, que busca, comodidades cuando viajas con niños pequeños. La ciudad es muy bonita, merece la pena pasear por sus calles y visitar sus monumentos más importantes y respirar el ambiente.

No hay que perderse la subida en teleférico a Monte, una pasada sobre todo para los pequeños que se suben a este medio de transporte por primera vez.

Otra de las paradas clásicas en Funchal es la visita a las piscinas de Lido. Piscinas infinitas de agua cristalina con acceso directo al mar. Un entorno donde no faltan zonas para descansar, tomar el sol, restaurante, bar, e incluso una guardería.

Otra de de nuestras excursiones estrella fue el avistamiento de cetáceos desde un agradable barquito. Una experiencia que los niños nunca olvidarán.

También nos gustó mucho el museo de la ciencia Madeira Magic, pensado para que los niños aprendan de forma divertida. Hay zonas con jardines tropicales, parques de ocio, un pequeño planetaria y un sala de cine 3D.

La diversión está asegurado en sus muchos parques acuáticos y temáticos. Sus preciosas playas dan la oportunidad de pasar días junta al mar, descansando o practicando deportes acuáticos. También tiene piscinas naturales que merece la pena visitar.

Un destino familiar que nosotros, sin duda, repetiremos.

 

 

Juan Carlos, Huelva

Deja un comentario