Mi viaje en familia a Disney

Mi viaje en familia a Disney

Llevábamos mucho tiempo planeándolo y finalmente pudimos hacer realidad el sueño de toda la familia. Me gustaría contar mi experiencia de viajar al mundo de la fantasía de la mano de IEST VIAJES.

Gracias a una de las últimas promociones de esta agencia de viajes hemos cumplido nuestro sueño de viajar a Disneyland en familia. Tenemos tres niños pequeños y estábamos esperando el momento perfecto para vivir esta gran experiencia. Queríamos cuidar hasta el mínimo detalle y no llevarnos sorpresas, de ahí que confiáramos en IEST VIAJES para organizar un viaje totalmente personalizado y adaptado a nuestras necesidades. A partir de ahí, solo nos quedaba disfrutar.

Durante los cuatro días que estuvimos en París, contamos con el tiempo suficiente para poder recorrer el parque y acercarnos hasta los cinco universos que hacen posible Disneyland: Main Street, Fantasyland, Frontierland, Adventureland y Discoveryland. Y por supuesto también nos reservamos tiempo para conocer Walt Disney Studios Park, donde conocer otros mundo igual de fantásticos, como el de Toy Story Playland.

No quiero decir con esto que nos montáramos en las más de 50 atracciones que ofrece este parque de aventuras, sobre todo porque quisimos disfrutar de él sin excesiva prisa por llegar a cada sitio. No hay que olvidar que los niños se cansan y personalmente creo que no hay que agobiarse por subirse a absolutamente todo. Mejor dejarse llevar por el maravilloso entorno y disfrutar de la experiencia. Pasear y escoger aquéllas atracciones en las que subirse teniendo en cuenta las predilecciones de cada uno y –también importante cuando se visita con niños- la edad de cada uno.

En muchos casos, preferimos emplear nuestro tiempo en asitir de algunos de los muchos espectáculos que se ofrecen a diario en el parque en lugar de hacer colas interminables en las atracciones más demandadas. Y, no podía faltar, conocer a los personajes favoritos de cada uno de nuestros hijos, a los que tantas veces han visto a través de la pantalla.

Disfrutar de los hoteles es algo que también aconsejo a todo el que viaje a este maravilloso mundo de fantasía. Dentro del parque hay una amplia oferta de alojamientos, con distintas temáticas, servicios y, por supuesto, precios.

He de confesar que nos costó escoger el hotel en el que alojarnos porque todos nos parecían una gran elección. En IEST nos guiaron de acuerdo a nuestros gustos y las prestaciones que buscábamos y finalmente la elección fue el Villages Nature Park. Se encuentra a pocos minutos de Disneyland y recrea un entorno mágico, rodeado de vegetación, lagos y bosques. Es un paraíso para los amantes de la naturaleza como nosotros. Ofrece diferentes tipos de alojamientos. Nosotros escogimos las cabañas, con todo lo necesario para una estancia de lujo. Además, el hotel ofrece un montón de opciones de ocio. Pero me quedo con el parque acuático climatizado. Para mi hijos, no había plan más perfecto para acabar el día: agua caliente, piscina de olas, toboganes… ¿Qué más se puede pedir?

Volvemos felices y con ganas de repetir la mejor experiencia para pasar unos días de diversión en familia.

 

 

 

Carlota y Manuel, Granada

 

Deja un comentario